Cristian Guajardo Garcia

Business Strategy

where data and creativity collide

Mis tips para terminar las cosas que empiezo (o cómo soy más productivo).

Hace unos años he decidido mejorar mi productividad. No empezar diversas actividades, sino terminarlas y terminarlas bien (no hace cosas a media y menos dejarlas botadas).

Como dice Ken Robinson, cuando entras en “tu elemento” el tiempo vuela.

En lo personal, siempre he buscado ese elemento -con el- mi tiempo siempre volará en primera clase. Para lograr esta meta, decidí empezar a operar pequeños y graduales cambios en mi vida. Todo apuntando a vivir más y mejor (viviré en excelentes condiciones físicas y mentales hasta los 100 años).

The Ghost Logo

Lo que coloco a continuación, es un puñado de los ejercicios que me han funcionado y ayudado a mejorar mi vida. Los comparto con ustedes no como el cáliz de la verdad, sino como un ejercicio personal para registrar, reflexionar y aterrizar mis pequeños grandes rituales.

1.- Realizar tareas simples de manera paralela.

- Por la mañana, lo primero que hago es dejar la moca en el hornillo y paralelamente me baño. Cuando ya estoy vestido, el café está listo. - Mientras lavo la loza, preparo la pasta que comeré durante el día. - Durante la mañana, dejo el iPad cargando para que siempre tenga batería. - Mientras lavo la ropa, siempre leo NatGeo y Wired. - Leer o contestar mails en el Metro. - Dejar la ropa lista la noche anterior, así como mi bolso. No tiene sentido ordenar las cosas minutos antes de salir. Las probabilidades de olvidar algo son grandes.

Estas pequeñas tareas me permiten ahorrar tiempo y realizar dos actividades de manera paralela.

2.- Leer y dar largas caminatas solo (la mayoría de las veces, al mismo tiempo)

Si bien esta actividad se parece mucho a la primera (mezclar actividades sencillas), debí trabajar por un año para desarrollarla.

Siempre he necesitado tiempo a solas. Esa fue la primera “alerta” que se prendió. Luego me di cuenta que caminando, logro un nivel de abstracción similar al que logro cuando escucho música. La caminata me permitía quemar calorías, abstraerme y conocer la ciudad.

Sobre esa actividad, decidí leer. La falta de tiempo evita que pueda leer dos o tres horas al día, si era capaz de caminar y leer a la vez, estaría aprovechando “matando dos pájaros de un tiro”.

Tras un año de practica, fui capaz de mezclar tres actividades altamente placenteras y disfrutarlas en igual medida.

  • Camina
  • Leer
  • Estar solo (recargar mi energia).

Este “bragging right” me ha hecho famoso en muchas partes.

3- Usar la tecnología.

El teléfono es un mal necesario. Mis apps están cuidadosamente escogidas para sacarles el mayor provecho (he probado tantas, que ya sé perfectamente que me sirve y que no).

Lo esencial para mi, es que la app funcione perfectamente en las 3 pantallas y se sincronice effortless.

Mis apps preferidas dependiento de lo que deba hacer:

- Simplenote: tomar notas, apuntes e ideas. Sencilla y sin distracciones. - Dropbox & Evernote: El dúo dinámico para respaldar literalmente todo lo que tengo en bits. - Twitter, SportsCenter & NYT: Para informarme rápido y luego corroborar (Twitter informa primero pero no necesariamente mejor). - Pocket: El mejor lector que podía imaginar. La evolución del RSS. Me permite selecciona exactamente lo que quiero leer y a su vez, manejo la cantidad exacta de información que soy capaz de digerir. - iWorks: Simplemente hermosas y cubren mis necesidades básicas a la hora de trabajar.

The Ghost Logo

4.- Levantarme temprano.

Desde hace 2 meses me levanto todos los días (sí, incluyo sábados y domingos) a las 06:00. No importa si me acosté tarde, si tomé más vino de la cuenta o si estoy de vacaciones. Me levanto a las 06:00 sin falta. SI tengo mucho sueño, lo único que hago es ir a la cama más temprano la noche siguiente.

Las horas que gano las invierto en el gimnasio. Un lugar que me permite abstraerme, conectarme conmigo y desafiar los limites de mi cuerpo y mente.

Si bien a veces cuesta mucho salir de la cama, en la ducha ya despierto (aparte pongo Grooveshark a todo volumen) y luego las endorfinas me recuerdan que valió la pena.

5.- Dejar de ir a charlas. Aprender a mi ritmo.

A estas alturas ya he hecho 2/3 de mi MBA. No encuentro valor en charlas o eventos sociales. A MENOS que vayas con una meta clara en mente, (conocer un trader, hacer buenas migas con un programador, ubicar a un contacto en far east, etc) pasar 6 horas sentado o comiendo gratis no me entrega valor real.

Mi método de estudio está en los libros y en la practica. Suena lógico, pero entiendo perfectamente mi proceso de aprendizaje y me encanta saber como estimular, acelerar o desacelerar la manera en la cual absorbo conocimiento.

6.- Respetar cuerpo y mente para rendir más y mejor.

Joe Weider es el padre del fisicoculturismo moderno. Hace muchos años, Joe fundó su imperio con dos caballos de batalla: Flex Magazine y la IFBB (entre otros). Con el tiempo conocí sobre Joe en el gimnasio. De todo lo que leí sobre él sólo recuerdo sólo una cosa: cultiva tu mente tanto como cultivas tu cuerpo.

The Ghost Logo

Comer sano, descansar, hacer actividad física y escuchar los ciclos del cuerpo es fundamental para albergar una mente sana. De la misma manera, amuebla tu cabeza con objetos de primera clase. No leo libros que no me interesan, no pierdo tiempo yendo al cine a ver películas que no me animan y tampoco insisto con personas que no conecto. Si bien me puedo perder una gran película, libro o amistad, prefiero moverme de manera ligera.

7.- Viajar ligero

“Travel light, live light, spread the light, be the light.” ― Yogi Bhajan

Esta frase me gustó tanto que me la tatué en las costillas. Representa una filosofía de vida que engloba muchas cosas.

Viajar ligero para mi significa no cargar elementos innecesarios. No involucrarme en cosas que no me entregran valor. Perder tiempo en discusiones absurdas.

Para saber que necesitas o quieres, primero debes hacer lo que no te gusta y lo que no te aporta. Es un camino largo pero que vale la pena recorrer.

Viajar ligero también significa no perder tiempo en tareas que no entregan valor. Sé “lean” y mejora constantemente (kaizén).

8.- Anda al supermercado cuando nadie va.

El cigarro promedio toma 7 minutos. La gente fuma mucho y fuma para “relajarse”, “despejarse” o “descansar”. Si agarras esos 28 minutos diarios, puedes partir a hacer las compras para dos o tres días al Supermercado. No deberás hacerlo por la noche cuando estás cansado y de seguro no hay fila. Aprovecha los minutos cuando el resto sigue encerrado en la oficina.

Por ahora, esto es lo que he recolectado, aprendido y aplicado diariamente. Las consecuencias saltaron a la vista inmediatamente: mejora en mi estado físico, ser aceptado en un MBA Full Time en una top 100 b-school, aprender italiano, leer en promedio dos libros al mes (por dos años seguidos), empezar la practica de yoga, aprender a cocinar y viajar por varios paises (sé que la conexión no parece lógica, pero es consecuencia de esta filosofía de vida).

Espero seguir mejorando y aplicando pequeños trucos que sumados, mejoran mi calidad de vida y la de aquellos que tengo más cerca.

Cristián.

Cristian Guajardo Garcia (cc) by-nc-sa | Made in London, UK |  2005 - 2017