Cristian Guajardo Garcia

Business Strategy

where data and creativity collide

Cultivar el anonimato

Cuando nos creamos las primeras cuentas en Fotolog o My Space empezaron a pasar cosas que para nosotros, no tenían precedentes: comenzamos a construir pequeñas audiencias que interactúaban con nuestras fotos, updates o incluso, nuestros estados de ánimo.

De la nada, nos empezó a gustar esa atención, ese spotlight que nos alumbraba con cada like, share o favorite. Tanto así que en algún momento podía sentirse incluso como una responsabilidad

“¿no he dicho nada en 1 día? No pues, debo hacer algo al respecto. Debo mantener enganchada a la gente”.

Y ya después la llave fue abierta al máximo y nosotros mismos entrabamos a todos y cada uno de los canales que se abrían con bombos y platillos. Los early adopters. Feeding on attention.

¿Y de ahí?

Hace al menos un año decidí pasar al otro extremo Si bien mantengo muchas cuentas abiertas, a varias no volví a entrar y sólo se alimentan de manera automática. Y con otras cuentas que sí uso, los updates dejaron de aparecer.

==Es toda una experiencia automarginarse.==

Muchas personas desaparecen en todo aspecto. Tanto asi que comencé a experimentar con mi silencio (no sólo online sino en el mundo real) para ver qué sucedía. Si no llamo a estas personas ¿me llamarán? Y muy pocas lo hacen. Las mismas que probablemente tienen trabajos, calamidades y hobbies envolventes.

Y si, es ironia.

Durante este auto exilio, me di cuenta que nuestros problemas son comunes. Y nuestras alegrías también. Pero algo pasa y nos aislamos. Y pensamos que lo bueno o lo malo, sólo nos pasa a nosotros. Y vale más publicarlo por Internet a compartirlo en persona.

Al final, cuando todo se va afirmando y tomando forma, lo más importante son las conexiones íntimas que tenemos con nuestros amigos. Los que están ahí. Los que te llaman, los que te sacan de apuros y los que te sacan carcajadas.

Al final alejarse, sólo para acercarse es bueno. Me ha parecido útil, sano y muy natural. Si te haces a un lado tienes más tiempo de ver las cosas con otros lentes. Te importan menos algunas cosas, te importan más otras. Pero te importan a tí, como individuo, sin la presión de responder a los otros y el spotlight que comentaba antes.

Hasta ahora algunas personas me preguntan dónde estoy, qué estoy haciendo y donde estoy viviendo. Vamos por un café mejor y ahí nos ponemos al día.

Pero sin compartirlo con los que no están.

Cristian Guajardo Garcia (cc) by-nc-sa | Made in London, UK |  2005 - 2017