Cristian Guajardo Garcia

Business Strategy

where data and creativity collide

Los italianos, extracto primer capítulo

The Ghost Logo

Este post es una traducción libre del primer capítulo del libro The Italians escrito por John Hooper. Puedes comprar el libro aquí.

Me “tomé la molestia” de traducir las primeras hojas del libro “Los Italianos” para que puedan entusiasmarse leyendo un libro que explica en profundidad la diversidad y extraños comportamientos de este pueblo. Pocas veces puedes entrar a la intimidad de un país y relatar en sólo un libro, sus "cómos" y "por qués".

Todos los derechos reservados Viking.


Nadie escogería comenzar un libro en Porta Pia, uno de las esquinas menos atractivas del centro de Roma; un lugar en el cual se encuentran diversos estilos arquitectónicos pertenecientes a distintos períodos, los cuales se miran de manera incómoda, como si no se tuviesen confianza entre ellos.

El edificio más grande del barrio es la embajada Británica, la cual data de la década del 70.

El arquitecto, Sir Basil Spence, sufrió para integrar de manera armónica el edificio al barrio. No todos piensan que tuvo éxito.

La embajada parece un semiconductor de cemento, absolutamente colosal, algo arrancado brutalmente de la placa madre de un computador.

La puerta propiamente tal, debe su nombre gracias a Pío VI, último mecenas de Miguel Angel y el papa que terminó exitosamente con el Consejo de Trento, lanzando la contra-reforma.

Giorgio Vasari, amigo y biógrafo de Miguel Angel, cuenta que el artista le ofreció tres diseños al papa, y éste escogió el más económico. Hoy, la puerta que construyó forma parte de una estructura aún mayor.

Cuánto ha sobrevivido al diseño original de Miguel Angel es una pregunta abierta. Una moneda de 1561 -cuando comenzó la construcción- muestra una estructura completamente distinta a la que hoy conocemos.

En el Siglo 19, otro Pío -el papa Pío IX- construyó un patio atrás de la puerta erigida por Miguel Angel y agregó una nueva fachada neoclásica que mira en dirección opuesta a la ciudad. Alrededor del patio, entre las dos fachadas, el papa Pío IX mandó a construir edificios que serían usados como oficinas. Roma seguía siendo la capital del estado papal, un terreno considerable que habia estado bajo el dominio de la iglesia desde el Siglo VIII y cuyo último gobernante se rehusó a anexarlo al nuevo estado italiano.

Alrededor de Porta Pia se extendían los muros aurelianos, los cuales comenzaron a ser construidos en el S III AC, para la proteccion de la antigua Roma. Amplios y gruesos, los muros defendieron la ciudad con mayor o menor éxito por los próximos 15 Siglos; y fue solo a través de un orificio hecho por una explosión que las tropas pudieron entrar a Roma, completando la unificación de la península y terminando con el dominio papal.

El área que rodea la puerta representa una compleja mezcolanza de hitos, pero resume los capítulos que más enorgullecen a los italianos sobre su historia: El imperio romano, el renacimiento y el resurgimiento. Algunos, aunque no todos, agregaría a esa lista a los papas y la contrarreforma, la cual trajo consigo el esplendor barroco a las iglesias italianas.

¿Qué otro pueblo puede compararse con el extenso catálogo de logros que ostentan los italianos? Una nación, incluso si no se consideraba como tal hasta hace poco- produjo el único imperio que unió a Europa, y generó la mayor transformación cultural en la historia de occidente, aquella que dio forma a nuestra visión de la vida. Junto a eso, la península italiana se posicionó como la cuna previa a la cristiandad.

Ninguna otra nación tiene un catálogo de pintores y escultores que incluya a figuras como Leonardo, Miguel Ángel y Rafael. Tambien a Donatello y Bernini, Piero della Francesca, Titian y Caravaggio. Y hay otros, como Mantegna, que no ocupan los primeros lugares pero que en cualquier otro país europeo sería un icono cultural. Luego están los arquitectos, los escritores y los compositores. Italia le ha dado al mundo a Vivaldi, Verdi y Puccini.

San Benedicto, San Francisco y Santa Caterina de Siena tambien eran italianos. Asi mismo lo eran Galileo, Colón y María Montessori. Entre otras cosas, les debemos el calendario gregoriano, el lenguaje de la música o las zonas horarias. Los italianos inventaron el telégrafo, el sismógrafo y la batería eléctrica.

Nos dieron la ópera y Venecia, las Basílicas de San Pedro y San Marco. La catedral de Milano y Florencia, la torre de Pisa y la Fuente de Trevi. Incluso si no las han visitado nunca, la mayoría de las personas ha escuchado de Bolonia, Perugia o Nápoles. Y hay otras ciudades en toda Italia igualmente hermosas, pero desconocidas por los turistas. Pequeñas ciudades como Trani, Macerata, Vercelli y Cosenza, tienen más tesoros culturales que la mayoría de los estados norteamericanos.

The Ghost Logo

Es este enorme legado el que maravilla a los turistas que visitan Italia. Sin embargo la imagen que la gente se lleva, no logra captar toda la complejidad del país, entregando sólo una visión parcial de la historia postclásica de Italia, la cual no representa la vida que la mayoría de los italianos han tenido desde la caída del Imperio Romano. Algo que ilustra esto son los enormes muros fortificados alrededor de Porta Pia. Aquellos que fueron erguidos durante el S IX y reconstruidos durante los siglos XII y XIV.

Por casi un milenio y medio, la mayoría de las personas que ahora conocemos como italianos, vivieron bajo la tiranía de gobernantes extranjeros o bien se ubicaban en pueblos tan pequeños y vulnerables que siempre estaban a merced de constantes invasores. ¿Por que? Según Luigi Barzini, autor del mejor libro sobre los italianos, esta es “la cruz del problema italiano, la madre de todos los problemas. ¿Por que Italia, un pais lleno de gente inteligente, despierta y vigorosa siempre se ha comportado de manera tan dócil? ¿Por que ha sido invadida, saqueada, humillada y aún así jamás ha sido capaz de defenderse sola?

Parte de la respuesta está en la geografía de Italia. 1 de cada 10 italianos no vive en Italia continental; están físicamente lejos del resto de la nación. Sicilia, la isla más grande en todo el mediterráneo y con una población más grande que Noruega, es capaz de ser un estado en sí mismo. Catania está al este y tiene distintos tipos de montañas que tienen una altura máxima de 2,000 metros. Aun así, aquellas montañas palidecen al lado del Etna, el volcan activo mas grande de toda Europa.

Los intentos para unir Sicilia al resto de Italia, con un túnel o un puente datan de tiempos inmemoriales. A pesar que el punto más cercano entre la isla y el continente es de solo 3 kilómetros, ninguno de los planes han dado resultado. Uno de los problemas más inmediatos de construir una estructura tan grande es dar paso a que la Cosa Nostra de Sicilia y la ‘Ndragheta de Calabria manipulen y dominen los fondos.

Cerdeña, la segunda isla más grande del mediterráneo, está a solo cinco horas desde el continente y a 10 horas de viaje desde Génova. La costa Esmeralda al noreste de la isla se ha transformado en el lugar preferido para estrellas de Hollywood, socialité europea, realeza de Arabia y oligarcas Rusos. Sin embargo otras partes de Cerdeña están deshabitadas y completamente abandonadas.

The Ghost Logo

Durante el invierno, las comunidades de Aegadian y Aeolian, islas lejos de Sicilia, así como las Islas Pontine en el mar Tirreno entre Roma y Nápoles, el archipiélago toscano e incluso islas como Capri en la bahía de Nápoles pueden quedar aisladas por varios días debido al mal clima. Los habitantes de Lampedusa, a 112 kilometros de la costa Africana, están más lejos de sus compatriotas en los Alpes que los Neoyorkinos de sus compatriotas en Atlanta, Georgia.

Los italianos en el continente también están separados, en especial por las montañas, más que los lagos o mares. Italia es el país más montañoso de Europa.

Los Alpes se extienden en un amplio arco sobre el norte, por ende durante los días invernales se pueden ver los picos nevados desde Venecia en el este, hasta Torino en el oeste. La razón, por la cual los italianos no son considerados como personas “montañosas”, es porque la mayoría vive en “tierras planas”, la cual representa menos de un cuarto de la superficie del país y la cual consiste básicamente del valle del Po y la costa que se extiende por la península.

El sur, considerado muchas veces como una region homogénea, es de hecho extremadamente variada. La costa de Calabria, es bastante similar a la costa mediterranea. Sin embargo tierra adentro, hay dos grandes extensiones de terreno: Sila en el norte y Aspromonte en el sur. Por otro lado, en Puglia -el taco de la bota- está la mayor parte de terreno plano. Extensiones interminables de arena que con el paso del tiempo se han vuelto extremadamente populares entre los turistas.

Entre Calabria y Puglia, tenemos Basilicata, una de las esquinas más hermosas y desconocidas de Italia. La mayoría es montañosa y la que no lo es, tiene cerros. A pesar de ser una de las regiones más pobres de Italia, Basilicata se ha visto beneficiada con el descubrimiento del pozo petrolero, La Tempa Rossa. El crimen organizado, el cual ha florecido en Calabria y en menor medida en Puglia, se ha extendido incluso aquí.

Se puede decir lo mismo de Molise y Abruzzo, más hacia el norte, ambas ciudades montañosas. La gente de Abruzzo, o al menos la que vive al interior, se identifican más con las personas de la montaña, lo cual incluye su destacada resistencia mental y física. La capital de la region, L’Aquila, tienen el único equipo de rugby en el “mezzogiorno”. L’Aguila es una ciudad hermosa, en una enorme planicie rodeada por montañas al norte y al sur. Abruzzo sabe mucho sobre la fuerza de la naturaleza, el pueblo es intensamente sísmico y durante 2009 sufrieron su cuarto terremoto más grande, el cual dejó a más de 300 muertos.

Campaña, la region alrededor de Nápoles, ofrece una imagen más reconocible del sur de Italia. Al sur de Napoles esta la costa Amalfitana. Más allá, al sur de Salerno está Cilento, otro pueblo encantador y poco conocido.

Nápoles en si tiene paisajes tan dramáticos como los de L’Aguila. Su bahía está rodeada por el imponente monte Vesubio. Al ser construida, Napoles era considerada un paraíso. Goethe, quien visitó la ciudad en 1787, la describió como un lugar donde “todos viven en un constante estado de indulgencia”. No queda más que preguntarse que diría el autor del pobre estado que la region tiene hoy.

Campaña es la región más pobre de Italia y en muchos aspectos, la más triste. La mayoría de los turistas que visitan la region solo pasan por Capri o resorts tales como Positano o Sorrento, ninguno ve los pobres edificios que se levantan al interior de Salerno o Nápoles, tierras dominadas y violentadas por la mafia local, más conocida como la camorra.

Lazio, al norte de Campaña, es la tierra de los latinos, autores de la antigua lengua latina. La mayor parte del terreno es plano, en especial alrededor de Latina, la cual -a pesar de su nombre clásico - solo fue creada bajo el dominio de Mussolini en la década del 30. Pero Lazio también tiene colinas, las cuales son conocidas como Colli Romani. Allí, el papa tiene su residencia de verano en un palacio ubicado al borde de un volcan inactivo.


¿Te ha gustado? Recuerda que puedes comprar "The Italians" aquí.

Cristian Guajardo Garcia (cc) by-nc-sa | Made in London, UK |  2005 - 2017