Cristian Guajardo Garcia

Business Strategy

where data and creativity collide

Sintra, Portugal

El lugar más alucinante que hemos visitado durante el viaje. La joya de la corona. Sintra.

Tras un viaje de 35 minutos en tren, llegamos a un pueblo sacado de una película. Su arquitectura romántica, intrincada y cautivante transformó a los castillos de Sintra en sitio protegido por UNESCO.

Con el paso de los años éste lugar se ha transformado en parada obligatoria para todas las personas que pasan por Lisboa. La fama es inmensa dentro de Portugal (el Castelo de Pena aparece en todas las latas de Coca Cola) pero afuera sabemos poco de Sintra ¿Tu lo conocias? Al menos yo no.

Cuando llegas a la pequeña estación de trenes te das cuenta inmediatamente que la atracción principal son los 3 Palacios de Sintra: Monserrate, Penas y Nacional. Para llegar a ellos debes tomar un bus que recorre la ciudad y sube a esas montañas hermosas. Ni se te ocurra caminar. Vas a perder mucho tiempo fuera de los castillos y si lo que quieres es disfrutar la naturaleza, pues lo harás quieras o no. Siempre estarás rodeado por bóvedas naturales.

El Castillo de Pena es impresionante. Para llegar, el bus sube por una especie de laberinto intrincado que te dejará ad portas de esta proeza arquitectónica. Aquí vivió la realeza de Portugal y fue aquí donde Vasco Da Gama regresó tras su histórico viaje.

La verdad es que Sintra pasó por muchas manos. Moros, romanos, cristianos y musulmanes dejaron su huella de una u otra manera. Lo bueno es que por lo que vimos, cada uno trajo parte de su riqueza arquitectónica y fueron dando forma a este eden.

Abajo - antes de comenzar a subir - ya ves parte de la historia. Pero la culinaria. Nuestro host nos dijo que si veníamos a Sintra, su hometown, debíamos visitar Piriquitas, un café tradicional y pequeño que oculta dos buenas razones para pasar: queijadas (pasteles de queso dulce) y travesseiros (pasteles de almendra).

Pero no soy el único que se enamoró aquí. Hay un dicho español que dice

“salir a ver el mundo y no pasar por Sintra es ir ciego”.

Y Lord Byron describió el pùeblo de esta manera:

“Perhaps in every aspect the most delightful in Europe; it contains beauties of every description natural and artificial. Palaces and gardens rising in the midst of rocks, cataracts and precipices, convents on stupendous heights, a distant view of the sea and the Tagus (river).” -

Si te gusta la historia, la arquitectura, los parques, la comida o el romance, pues debes venir aquí. Al final del día llegamos en tren a la estación Rossio (ya conocida tras 3 días en la ciudad) y partimos a comer sushi. Después de un all you can eat legendario, salimos en auto a recorrer todo Lisboa. Puedes leer sobre eso aquí.

Así pues, terminaron dos semanas inolvidables en uno de los paises más pequeños de Europa. Un país del cual se sabe poco pero tiene tanto por entregar. ==Definitivamente recomendado si andas en el viejo continente y quieres salir de la típica ruta Madrid-Londres-Roma.==

Obrigado Portugal.

Cristian Guajardo Garcia (cc) by-nc-sa | Made in London, UK |  2005 - 2017