Cristian Guajardo Garcia

Business Strategy

where data and creativity collide

UAE, Dubai

Los Emiratos Árabes Unidos y en especial Dubai son un ejemplo claro de la habilidad que tiene el hombre de visualizar y ejecutar metas que parecen ser imposibles. En pocos años, el desierto dio paso a uno de los países más modernos, seguros y desarrollados del planeta.

Tuve la suerte de estar varios días en Dubai con grandes amigos que me llevaron a conocer uno de los lugares más alucinantes que he visitado.

A comienzos del SXX -tras la primera guerra mundial- la industria de las perlas, ingreso realmente importante para el golfo en esa época, sufrió grandes perdidas. Tras magros años, los británicos se establecieron en la zona para ayudar a mejorar la alicaída economía árabe, Los 7 sheikhs de los emiratos se coordinaron para formar una contraparte y negociar la gestión comercial del país. Casi 30 años después, cuando los británicos decidieron abandonar el golfo, los 7 reinos decidieron agruparse y formar UAE en 1971.

Los Emiratos están formados por Abu Dhabi, Dubai, Ajman, Fujairah, Ras al-Khaimah, Sharjah y Umm al-Quwain. La población apenas supera los 5 millones, siendo el 80% expats. Lo que más me maravillo, fue ver a personas de todas partes en el mall (porque en la calle no andaba nadie); filipinos, indios, europeos, latinos, chinos y africanos se esparecen por todo Dubai.

Una vez que te acostumbras al calor (que bordeaba los 40 y tantos grados) comienzas a descubrir la ciudad. Aquí el espacio sobra. Las carreteras son amplias, las veredas inmensas y había muy poca gente en la calle. Los estacionamientos y malls por el contrario, están llenos. Me dio la impresión que en Dubai todo el mundo compra. Compra más de lo que necesita y muestra lo que tiene. La cultura está completamente volcada al consumo masivo.

Todo está diseñado para estimular el deseo y ganas de comprar. Los malls en Dubai son impresionantes. Todo está bien coordinado y preparado para que las activaciones de marketing, promociones y descuentos te alcancen en el momento adecuado.

Durante los días que estuve en Dubai fuimos al impresionante museo de Etihad. En lo personal pensaba que ‘etihad’ era solo una aerolínea, pero aqui aprendi que la palabra se asemeja mucho al concepto africano de ‘ubuntu’. Etihad significa unión o unidos en árabe y en este museo, la palabra da vida a la historia que resguarda la herencia política, cultural, económica y social de los emiratos. El museo es un lujo para los visitantes. Tan impresionante como el Burj.

El Burj es historia aparte. Cuando lo vi no daba crédito al tamaño del edificio. Es asombroso en vivo. Realmente parece no terminar nunca y debes tomar distancia para verlo en su totalidad. Cuando ya te acostumbras, vienen los canales artificiales y la casa de la opera. Dubai no te da tregua, siempre está poniendo a prueba tu capacidad de asombro.

Asi mismo, quisiera destacar la planificación de la ciudad. Aqui las industrias tienen barrios enteros. Mi amigo trabaja en Uber y cada día debe ir a ‘Internet city’ a trabajar. Internet city también tiene hoteles donde se hospedan las personas que vienen a la ciudad por negocios. Así como hay Internet city, hay media, creative, financial, banking o healthcare cities, entre otras.

La comida es tema aparte. Durante la estadía fuimos a comer italiano, mexicano y libanés. Como la gente no paga impuestos en Dubai, todo cuesta un 30% más, por ende todo es mas caro si vienes de visita, pero viviendo alla, tu ingreso será acorde al costo de vida.

Dubai es el futuro. Es multicultural, es dinamica. Intensa, ordenada y llena de desafíos. Me encantaría radicarme aquí en un futuro no lejano. Por el momento: victory, peace, love!

Cristian Guajardo Garcia (cc) by-nc-sa | Made in London, UK |  2005 - 2017