Cristian Garcia

Digital Business Strategy

where data and creativity collide

De Londres a Edimburgo en tren

Hace ya varios meses compre un pasaje de tren Londres-Edimburgo usando LNER. El día del viaje hacia mucho calor y el vagón que me toco no tenia aire acondicionado, sin embargo, el viaje se fue bastante rápido y con poca gente. Tras 6 horas en el tren llegué a la estación de Waverley ya de noche y me encontré con una masa de gente que estaban ahí celebrando el festival de Fringe. No lo sabía, pero era el último fin de semana del festival más grande de Escocia (y quizás del Reino Unido).

Edimburgo es una ciudad realmente pequeña, lo que me gustó de inmediato. Después de hacer una reponedora parada en The baked potato shop, llegue a mi Airbnb donde me quedé por las próximas 3 noches.

Si bien tenía dos días enteros para recorrer, decidí hacer tanto como fuese posible para sacarle máximo partido a los días y fue así como termine tomando 3 tours con NewEurope el primero gratuito y bastante general y los otros dos pagando £10 por tour: Edimburgo oscuro y El nuevo Edimburgo, todos con Francisco, un guía madrileño radicado en la ciudad. El cuarto y último tour lo hice con The Potter Trail y fue igualmente entretenido, lanzando hechizos con una varita para que los semáforos cambiasen de luz.

Si bien nunca hago tours, en 48 horas fueron una buena idea para aprender mucho más sobre la ciudad. Aparte de eso, me hice el tiempo de ir a la playa de Portobello, subir Arthur ’s seat, “perderme” en el Museo de Escocia e ir a una obra de teatro que se enmarcaba dentro del Fringe.

¿Qué cosas aprendí en 2 días y medio?

  • Sobre la obsesión de Escocia y lo paranormal. Todo parece estar encantado.

  • El oscuro origen de la ciudad: desde ser denominada una de las ciudades más sucias de Europa, hasta el lago de caca que tuvieron que drenar cuando comenzó la construcción de la nueva ciudad

  • Me reí con “las tres vergüenzas” en Caxton Hill: un faro lejos del mar, una réplica de Atenas a medio terminar y un observatorio que no permite ver las estrellas por las constantes nubes que cubren la ciudad.

  • Aprendí sobre el tumultoso pasado de Escocia y sus choques con Inglaterra

  • Sobre la religión protestante (creen en dios y el papa) y anglicanos (creen en dios y la reina), facciones que hasta el día de hoy se mantienen y se reflejan -por ejemplo- en que cada ciudad en Escocia tiene 2 equipos de fútbol, uno anglicano y otro protestante

  • Sobre los inventores y creadores de Escocia. La calle de la Rosa por ejemplo, ha tenido residentes realmente increíbles como son JK Rowling, Robert Burns, Robert Louis Stevenson o Arthur Conan Doyle. En cuanto a los inventores, Escocia está llena de personajes ilustres, desde el chico que inventó la anestesia, hasta la máquina a vapor o Alexander Flemming y Graham Bell, dos nombres que ni siquiera necesitan ser presentados.

En resumidas cuentas, Edimburgo fue un viaje corto pero intenso, donde vi teatro, fui a la playa, subí cerros, visite cementerios y fui parte de 4 tours que disfrute a fondo y comí cosas muy ricas.

Recomendacion para hospedaje

Cristian Garcia (cc) by-nc-sa | Made in 🇬🇧 |  2005 - 2019