Cristian Garcia

Digital Business Strategy

where data and creativity collide

Bratislava, Slovakia

Una de las ventajas de vivir en Europa es tener todo cerca. Basta un avión, un tren o un Bla Bla Car para cruzar fronteras.

Pues bien, decidí tomar mi mochila, mi Atlas Obscura y salir a explorar. Salí desde Londres Luton hacia Bratislava, capital de Slovakia. El vuelo aterrizó tarde y la nieve daba cuenta de las temperaturas. Lo primero que me sorprendió fue ver todo cerrado un viernes por la noche. Sólo el Taxify que tomé me ayudo a llegar al Airbnb.

Con menos de medio millón de habitantes, Bratislava es una de las capitales europeas más pequeñas pero a la vez, es una de las ciudades más grandes de Slovakia. La ciudad está cercada por el Danubio y el Rorava, dos de los ríos más importantes de Europa. Slovakia es “un melting pot”, hay influencia de Alemania, Bulgaria, Croacia, Hungría, Checos y Serbios. Mal que mal, en algún momento Bratislava fue el corazón del imperio húngaro y ejerció mucha influencia en la toma de decisiones a nivel político y social.

Bratislava se caracteriza por sus torres medievales y grandiosos edificios del Siglo 20. La mayoría de construcciones históricas están en el pueblo viejo. Aquí visite lugares como

  • El parlamento
  • Michael´s gate
  • Grassalkovich Palace
  • St. Martin's Cathedral

Si bien Bratislava es pequeña, produce el 26% del GDP de Slovakia y el sueldo promedio es de €1.500, la gente se emplea principalmente en el área de servicios como comercio, banca, telecomunicaciones o turismo. Volkswagen, Amazon or EY have large offices here.

Pasé 3 días en Slovakia y caminé, literalmente a todas partes (de hecho, el último día me fui caminando al aeropuerto), en esos recorridos vi otros lugares que me encantaron como son:

  • Slovak Radio, una pirámide invertida realmente impresionante donde están los cuarteles generales de la radio nacional de Slovakia
  • UFO Observation deck, la torre más alta de la ciudad desde la cual tienes una vista panorámica hermosa.
  • Slavin, un memorial impresionante que recuerda las vidas judías perdidas durante el holocausto. Sentí mucho miedo al subir en plena noche, tanto que decidí devolverme. Había una energía especial.
  • Galería de arte Národná, pasé un buen tiempo en esta hermosa galería, gratuita y con muestras de arte moderno local e internacional.
  • Aupark, el centro comercial de rigor, donde compré leggins para afrontar el frío de la capital
  • El zoologico de Bratislava, me impresionó profundamente ya que los animales están realmente cerca. Tan cerca que pude tocar el rinoceronte y mirar a los ojos a los leones y tigres. Fue realmente una experiencia distinta, particularmente porque estuve prácticamente solo en todo el zoológico.
  • Altitud Restaurant, una torre gigante en medio de un bosque tupido, bien arriba de la ciudad. Fue un paseo precioso pero llegué antes de las 10 AM, por lo cual el restaurante y mirador estaban cerrados.

Llegué a Bratislava por el aeropuerto, ubicado muy cerca de la ciudad y para viajar a Budapest usé la estación de trenes de Hlavná stanica. Todo expedito, instalaciones algo viejas pero bien mantenidas.

En cuanto a atractivos turísticos, la ciudad tiene castillos, áreas históricas, edificios barrocos y parque realmente hermosos. En relación a Europa es bastante económico y hay muchas cosas por hacer, supongo que mi perspectiva hubiese sido distinta si hubiese venido en verano y no días antes de navidad.

Tras tres días, seguí hacia Budapest.

Cristian Guajardo Garcia (cc) by-nc-sa | Made in London, UK |  2005 - 2019